miércoles, 27 de mayo de 2009

Cuaversos de Bitácora (XXX). De repente

Llegamos a la edición número XXX de los Cuaversos y dentro de esta fiebre renovadora en la que me hallo, hoy, junto al poema, se añade una nueva sorpresa. Veréis un archivo que os pediría que abrierais. No os desvelaré su contenido. Sólo abridlo y me decís. 
Feliz día de Cuaversos.
Cuando regrese de Valladolid os leeré detenidamente.


Como una tormenta que aparece de repente.
Con la fuerza de un parpadeo inesperado.
Sorpresivo como un beso repentino.
Traído de la mano del viento.
Así apareció el primer te quiero
que empañó la sonrisa
de aquella tarde de febrero.
Saludos.

10 comentarios:

quierosercomoamelie dijo...

Precioso.

Emotivo.

Sentido.


Sobrecogida.

arodriguez dijo...

el poema muy cálido, lo otro, como soy muy torpe no lo he podido ver. un saludo amigo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Estás superando expectativas y además en plan multimedia. ¡Bien, bien! Rompiendo barreras para que puedan disfrutar invidentes.

Anónimo dijo...

Mira que llevo días quitado de esto, pero me has hecho picar, ***ón.
Es muy bueno.
Rigoletto

Bomarzo dijo...

Amélie, me impone tu comentario.
Antonio, gracias. Lamento que no lo hayas podido oír, peor no te has perdido mucho.
Gregorio, por ahí van las cosas.
Rigo, gracias. De corazón.

J. eMe. dijo...

No he podido escucharlo, pero me quedo con lo escrito. Emotivo y hermoso...

Hermano, llevaba tiempo sin visitarte, pero me gusta el nuevo aspecto del jardín.


Cuidate amigo, un abrazote bien grande.

Bomarzo dijo...

J.eMe. Me algra volver a verte.
Un saludo.

Nefer dijo...

Oirlo sí lo he oído, pero tiene que verse algo?... muy bonito el poema, interesante la propuesta auditiva.

Besillos

Bomarzo dijo...

Nefer, no se tiene que ver nada...

Edda dijo...

Precioso poema!pero no he podido escuchar el resto. Una pena.
Un saludo.