miércoles, 24 de junio de 2009

Cuaversos de Bitácora (XXXIV). Poesía ficción.

Hola. Hoy es mi cumple. Y me parece una extraordinaria casualidad que los Cuaversos y mi cumpleaños coincidan. Será casualidad igualmente, pero los versos de hoy me han gustado como hace mucho que no lo hacía algo que escribíera yo. Veremos qué te parecen a ti.

Cuando mis huesos,

aquéllos que antaño sostuvieron

mis inseguridades,

mi miopía y mi zurdez,

no sean más que fósiles hallados

en excavaciones futuras.

Cuando mi calavera

corone el pedestal de un museo de Historia Natural.

Cuando mi fémur sea un eslabón

estudiado en el marco

de un insignificante paréntesis

del paso del hombre por la tierra,

mi corazón, espero,

dará información veraz

de aquello, ya extinto,

que nuestra especie llamó Amor.

El arqueólogo en cuestión,

tal vez ya no sea humano,

verá en esa víscera arcana,

conservada en formol,

los estratos que en ella dejaron

inmisericordes,

nombres de mujer.

Su bisturí curioso,

firme, con mano firme

separará las capas entrelazadas

por susurros lanzados en una noche de verano,

consolidadas por la percepción de unicidad,

diseñadas por promesas que alimentaron sueños,

imposibles de cumplir.

Aunque en ese instante

tú o yo o ambos ignorábamos

vonscientemente ese hecho.

El estudioso de aquello que se llamó Amor

barrerá de la superficie yerta y obscura

de lo que fue mi vida,

el limo espolvoreado por tu risa

con el que construías

tu castillo de insomnio, baluarte inexpugnable

en el que escondías

tu nada aparente fragilidad.

Así, en nombre de la ciencia,

un seco golpe dado por la campana de una mano,

la serenidad eclesiástica

del badajo de una brocha

-construida quizás con lo que fue tu pelo-

esparce en mil partículas

lo que un día sostuvo mi vida,

mucho antes incluso de saber

la hora exacta de mi muerte.

5 comentarios:

Alberto Bueno dijo...

¡Felicidades, compañero!

Anónimo dijo...

¡Felicidades! Por el poema y por el cumple.

Claro

Bomarzo dijo...

Gracias Alberto.
Ali, besos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Muchísimas felicidades. Los grandes poetas, como los viejos rockeros, nunca mueren.

Pinar dijo...

Feliz cumpleaños Bomarzo!!