sábado, 6 de junio de 2009

La vida de Enrique Meneses

Hoy no os dejo música. Bueno, sí, pero no. La música es importante en este vídeo, pero sirve de apoyo al objeto central de esta entrada. Enrique Meneses ha inuagurado una exposición retrospectiva de toda su obra fotográfica. En total 65 fotos que resumen su actividad en la década de los 60.

Meneses fue testigo en esos años del asalto al poder por parte de Castro, en Cuba, o de la Marcha sobre Washington. En ambos casos, los sueños robaron espacio a la realidad y el mundo parecía dirigirse hacia lugares mejores. Enrique, con su cámara, ha permitido congelar esos instantes para que nunca se olviden, legándolos a la Historia con un ojo único.

Él, la exposición, la fotografía protagonizan la vídeo entrada de hoy.

Música del vídeo: Mercedes Sosa. Balderrama; Bob Dylan. Blowing on the wind.

Enlaces de interés:

www.enriquemeneses.com

La noticia.

Meneses premiado.


6 comentarios:

Galleto dijo...

Buen video. Así da gusto ir por Madrí, viendo exposiciones. El dia que nos metas en los archivos de RTVE te pongo un monumento.


Una cosa: es mejor que mires a los ojos a los entrevistados, así evitas que tengan la mirada perdida y que se despisten con la cámara. Mientras, puedes tener la cámara a unos centímetros de tu cara y controlar el plano con el rabillo del ojo.
Este es mi consejo de hoy...que decía el japones de lo más plus...jajajaja.

Lía Vega Erao dijo...

Genial, niño. Sencillamente G E N I A L. Sacaste el alma de la Exposición y de Enrique y supiste mostrarla.

Te gusta Madrid? eso es que estás en tu salsa. Y bueno, Graná sigue siendo mu chica... poco que hacer y mucho que beber y comer.

Besos NAzaríes

Bomarzo dijo...

Galleto, es muy difícil que te presten atención con una cámara compacta... pero tienes razón. Lo intento.
Lía, qué ate más grande. Una cosa más, un blog no es una obligación. Has echo bien.

Jesús Lens dijo...

Te veo perfectamente integrado en esta nueva estapa bloguera Hermano. Qué envidia!!! Sigue evolucionando. Un puntazo.

Bomarzo dijo...

Hermano, no sabes lo que aprecio y valoro tu comentario. Es esa gasolina que se exige.

Lía Vega Erao dijo...

Eso creo...