miércoles, 18 de marzo de 2009

Cuaversos de Bitácora (XX). Desenredar tu pelo...

Veinte, como los años del tango. Veinte ediciones de los "Cuaversos". Es para sentirse ogulloso, sin duda. Aquí dejo mi poema de hoy con el deseo de que lo leáis, con independencia de que os guste o no.

Soy incapaz de proteger
con la sombra de mis manos
todas las aristas de esta ciudad.
Pero con ellas
escarbo un hueco
a espaldas de mil ventanas
donde poder desenredar tu pelo
de secretos.
En las paredes decoro tus carcajadas
a golpe de piano,
banda sonora que arropa
cada madrugada sin sueño.

14 comentarios:

Ferminius dijo...

En las paredes decoro tus carcajadas
a golpe de piano,
banda sonora que arropa
cada madrugada sin sueño.

Simplemente precioso... me has tocado la fibra sensible, jeje.

Bomarzo dijo...

Un honor, Ferminius... Bienvenido y gracias.

Anónimo dijo...

Muy inteligente.
Eres un genio expresando sentimientos o sueños o ...
Me gustará seguir leyendo tus Cuaversos, jardinero.
Enhorabuena por tus XX poemas.
;D

Anónimo dijo...

Bien, Bo: tu iniciativa se va cuajando y ya hay toda una antología de poetas, tanto de los consagrados, como de los aficionados. Yo hoy pongo a Pessoa.
Abrazos,
Rigoletto

Lía Vega Erao dijo...

Y es que a veces todo parece grande... pero con una carcajada, a golpe de piano se consigue acoger lo más inmenso del mundo...

Precioso, Bo.

Besos Nazaríes.

Anónimo dijo...

Para José María Heredia, José Martí, Agustín Acosta, José Ángel Buesa,
Gastón Baquero, Reinaldo Arenas, Severo Sarduy, Heberto Padilla...
Para los cubanos del exilio, que son más de dos millones
durante más de 40 años


El parque madrileño que frecuento
tiene frío
y yo
tengo frío
y el banco donde me siento
tiene frío.
El parque tiene, también, un joven con su esposa enamorada
y yo trato de imaginarme, por curiosidad,
cómo será tener una esposa enamorada
en este parque madrileño.
El joven de la esposa enamorada
tiene un coche en el que vienen a este parque madrileño
y yo, por entretenerme, trato de imaginarme
cómo será tener un coche
y llegar con una esposa
a este parque madrileño.
El joven de la esposa enamorada y su coche
tiene una casa
y yo, por distraerme, trato de imaginarme
cómo será llegar a una casa
en un coche
después de pasear por este parque madrileño
con una esposa enamorada.
El joven de la esposa enamorada, su coche y su casa
tiene un amigo que se encuentra con ellos
en este parque madrileño
y yo, por divertirme, trato de imaginarme
cómo será tener un amigo
y encontrarse con él
en este banco frío
de este parque madrileño.
El joven de la esposa enamorada, su coche, su casa y su amigo
tiene patria
y yo me pregunto cómo será tener una patria.
El joven de la esposa enamorada, su coche, su casa, su amigo
y su patria
tiene un hermoso perro
y pasean con su hermoso perro
todas las tardes
por este frío parque madrileño.
¡Si yo tuviera un perro!
El Retiro, Madrid, octubre, 1998

Mj dijo...

Tuviste una noche de insomnio inspirada en letras muy bellas. Me quedo con la primera estrofa, muy especial.

Saludos, junto al Sur.

Bomarzo dijo...

Rigo, estoy contento.
Lía, MJ, muchas gracias de nuevo por vuestra generosidad.

arodriguez dijo...

no he elegido aún que poema poner esta mañana y ya he leido el tuyo, fresco, intenso y pasional, como eres tú amigo bomarzo. saludos

Nefer dijo...

Enhorabuena por los 20 (no hubieran sido posible sin tí) y enhorabuena por estos versos... bellos.

Besillos.

Jesús Lens dijo...

Que 20 semanas no son nada, pero lo son todo.

Excitante mezcla de lo urbano y lo íntimo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Llegué tarde para asistir a la siembra cuaversera de este jardín. Pero últimamente disfruto de una cosecha muy productiva.

Inteligencia y frescura.

No cortes las raíces pues así tendrás brotes perennes.

Anónimo dijo...

Pues yo sí que llego tarde... Varios días tarde. Los últimos días no he podido estar pendiente de blogs ni nada. En fin, más vale tarde que nunca.

Tus cuaversos, de película, como siempre.


Claro

Bomarzo dijo...

Un besico a todos...