jueves, 26 de marzo de 2009

Patxi López y los viajes pagados

Entre líos en Kósovo y crisis que provocan despidos en masa hay noticias que pasan desparecibidas, noticias que merecen la pena ser leídas con atención, noticias que aventuran cambios, cambios que no vendrán solos y que combulsionan estructuras que, no por consolidadas merecen el calificativo de "justas".

Nos vamos a Euskadi. Las pasadas elecciones del 1 de marzo dejaron a un Patxi López que quiere ser lehendakari porque se siente legitimado por la fuerza de los votos. Desde que fuera elegido su camino lo ha marcado claro y su postura ha sido la de crear un Euskadi para todos en el que todos puedan convivir, por encima de capacidades craneanas, RH + o entroncamientos más o menos ciertos con el árbol de Guernika. Hasta ahora ese Euskadi ha sido imposible. El PNV y su ambigüedad bien definida han ido creando un monstruo que ha terminado por devorarles. Patxi dijo que no iba a dar tregua a los violentos. Empezamos por las subvenciones públicas para abonar los viajes de los familiares de los terroristas a las ciudades en las que se hayan encarcelados.

¿Será posible un Euskadi para todos? Yo creo que sí, pero no saldrá gratis...

Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo con Patxi.

1 comentario:

Alfa79 dijo...

Conocí a Patxi hace un tiempo.

No se casará ni con aquellos oportunistas, ni con esos otros cómplices bastardos que viven
(y se aprovechan) entre los grises asfaltos y contaminados carburantes, sufragados por quienes tienen un solo calificativo: indeseables.

López no fallará. Quienes damos la cara, siempre nos la partirán.
Pero seguimos estando aquí, sin tener que aguantar los malos olores de las alcantarillas.