miércoles, 1 de abril de 2009

Cuaversos de Bitácora (XXII). De qué color son tus ojos...

Para estos Cuaversos -XXII ya- tenía previsto otro poema que será el XXIII. Puesto que la programación ha fallado, me quedo con estos que no me convencen tanto, pero que comparto de igual forma. Hoy hablamos de sueños y colores de ojos...

¿De qué color son tus ojos cuando duermes?
Si de día
el sol hace un caleidoscopio en tu mirada
y ordeña colores del mil tonos
¿qué hace con ellos la noche en su apogeo?
¿Pintas acaso el interior de tus parpados
cuando el sueño acaricia tu pelo
y me castigas cerrando los ojos a los míos?

Quién fuera tu pupila
y vivir bañado de ese color onírico
en el instante en que duermes
y, seguro, eres más tú que nunca.

Quién fuera parte de ese ojo
y descubrir que me sueñas en tus sueños
y que mi sueño es el que sueñas
poniendo un color mágico a cada gesto.

Quien fuera capilar para alimentarte
con la sangre que enrojezco a besos.
O pestaña carcelera
para apresar tus pensamientos
y saber, por siempre,
de qué color son tus ojos cuando cuermes, niña...

9 comentarios:

quierosercomoamelie dijo...

Preciosa...

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

A tus cuestiones filosóficas que tú y yo sabemos, aplica el tema de tu genial poema: todo depende del ojo con que se mire.

Mírale el lado positivo. Todo lo demás es rizar el rizo, enredando las propias pestañas .

Anónimo dijo...

Un poema de una sensibilidad extraordinaria y que dice tanto y tanto. No sé porque no te convence, ya que es para quitarse el sombrero. Nos hemos quedado con la duda de qué color son sus ojos, pero sí nos ha quedado claro que esto es todo un arcoiris de las mejores palabras.

Claro

Bomarzo dijo...

Muchas gracias, Amelie.
Gregorio, hay mucho de positivo en los blogs. Sin duda.
Claro, emocionas.

Nefer dijo...

Querido Bomarzo, a tí no te tienen que convencer estos cuaversos, a quien tiene que hacerlo es a tus fieles lectores y a mí desde luego me han convencido... preciosos... aunque yo no quiero saber de que color son sus ojos, prefiero intuirlos.

Sigue así que deleitas.

Besillos.

arodriguez dijo...

alguien podría pensar que esos versos son producto de la primavera, yo creo que es porque tu eres primavera eterna amigo.

Bomarzo dijo...

Nefer, muchas gracias. Es bonito.
Antonio, no me veo yo muy primaveral...

Lía Vega Erao dijo...

Quien pudiera...

Besos Nazaríes.

Jesús Lens dijo...

Muy sugerente y cargado de imágenes