miércoles, 29 de abril de 2009

Cuaversos de Bitácora XXVI. Déjame quererte menos.

Es tiempo de celebrar la XXVI edición de los Cuaversos de Bitácora, ya sabéis, la cita que un grupo de chiflados tenemos con la poesía cada miércoles. Para mí es un placer que dediques unos minutos de tu tiempo a leerme, pero te recuerdo que hay muchos más que seguro te aportan sensaciones nuevas. Gracias...

Tan evidente
como que me hago viejo.
Tan cierto
como que un abrigo de nostalgia
esconde las arrugas de mi alma,
he decidido
quererte un poco menos.
Sólo un poco…
No te asustes.
Lo justo para poder respirar
algo que no sea tu aliento.
Lo justo para que en mi pecho
haya espacio para un latido.
Lo justo para seguir envejeciendo
y no perder el hálito necesario.
Para vivir lo suficiente,
para amarte con calma,
con la rutina justa
y la salud firme.
Para disfrutarte sin estridencias.

16 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Y es que de tanto amar se puede llegar a "Morir de amor". Buena reflexión sobre la economía amorosa, muy acorde con épocas de crisis. Muy original el planteamiento.

Mañana intentaré hacer lo contrario: en vez de ahorrar iremos sumando poquito a poquito... A ver qué tal nos sale la chaladura semanal.

¡Y llevamos 26! Una pregunta: ¿esto cuándo se acaba? Jejejeje.

Habrá que plantear un parón veraniego. Vamos, lo dejo como idea.

quierosercomoamelie dijo...

Mi opinión es que si el Amor se "economiza" ya no es Amor.

Nunca se Ama demasiado, nunca...

Besos, jardinero.

Anónimo dijo...

Es amar diferente, una segunda etapa del amor, pero no dejar de querer, o querer menos, sino querer diferente y evolucionar, crecer... Eso espero...
Me gustaría poder seguir disfrutando de tus cuaversos por mucho tiempo.
Gracias por cada miércoles que nos escribes, por querernos, aunque sea un poco menos que ayer, jeje.

lys dijo...

No creo que el amor hay que economizarlo, en cada etapa hay que darlo a tope, porque el que el amor que no damos nos lo llevamos con nosotros a un lugar que no le sirve a nadie.

Un saludo, me ha encantado tu poema.

Galleto dijo...

Mentirse no es bueno, Bomarzo.

Anónimo dijo...

Sin estridencias: está muy bien. Y cuidado con la rutina, que lo mata casi todo...
Rigoletto

Bomarzo dijo...

Me gusta la poesía porque existe una interpretación por cada lector. En cualquier caso y agradeciendoos vuestros comentarios, deciros que mi intención no era hablar de si hay o no hay que darse al mil por mil. No. Sino que hay que dosificar para no perderte nada de lo que la otra persona te ofrece.
Estoy con Gregorio. En cualquier caso, me parece muy interesante el debate que se está abriendo.

J. eMe. dijo...

Darse en la justa medida, dejando para más tarde el resto no significa no darse en todo, sólo, como tú bien apuntabas, dosificar cariños y emociones, dejar que tu alma respire, que tu cuerpo necesite el regreso a su lado, que tu corazón ansíe la vuelta. Excelente reflexión. Me gusta leer tu poesía, la tenías un poco olvidada, o al menos yo no la conocía tan intensa y cierta...

Buen apunte compadre. Mis abrazos

Anónimo dijo...

Qué fuerza tienen estos versos...

Chapeau.

Claro

Anónimo dijo...

El amor que yo conozco
es el amor como niño
el amor a mis hermanos
el amor a mis amigos

Pero el amor como hombre
no lo siento aun conmigo
cuando llegue que me avise
para poder recibirlo.

Anónimo dijo...

¿Es arte del demonio o brujería
Esto de escribir versos? – le decía,
No se si a Campoamor o a Víctor Hugo
Un mozo de chirumen muy sin jugo.

Enséñame maestro, a hacer siquiera
Una oda chapucera.

“Es preciso no estar en sus cabales,
Para que un hombre aspire a ser poeta,
Pero en fin, es sencilla la receta.

Forme usted líneas de medidas iguales
Luego en fila las junta
Poniendo consonantes en la punta”.

-¿Y en el medio?- “¿en el medio?
¡Ese es el cuento!
Hay que poner talento”.

Nefer dijo...

Ich! Se hace necesario querer un poco menos, así duele menos.

Bonito poema. Besillos

Bomarzo dijo...

Gracias por tu aportación anónima, anónimo.

eltercero dijo...

No hay que darlo todo por amor, no es amor si pierdes tu libertad, tu dignidad, tu capacidad de ser mejor persona

Alvar dijo...

En el amor debe darse casi todo. Es aconsejable dejar una pequeña reserva de cariño, comprensión y ardor amoroso por si aparece más necesidad de amor.
O ¿Quién sabe, si nuevos amores?

SGCI. dijo...

Me parece correcta la estrategia.