lunes, 20 de julio de 2009

Aguirre posa junto a Gallardón


La fuerza de la imagen, el valor de una buena fotografía, una portada que invita a comprar un periódico. Todo eso se me ha venido a la cabeza cuando he visto hoy la portada de El Mundo. Aguirre junto a Gallardón. Ella sonríe. Estoy convencido que esta foto le duele más al alcalde. Él, el eterno postulante ha sido rechazado para todo. Ella, la presidenta, sin haber abierto la boca, se ha colocado en la primera posición de los que sustituirán al don Mariano.
Aguirre usa los medios afines para apretar el nudo de la corbata de un Rajoy que manda poco en su casa. La entrevista escondida detrás de la foto vale mucho menos que la instantánea. Al menos no aporta nada nuevo: Esperanza quiere ser Rajoy; El Mundo también la prefiere al gallego; El PP está partido en dos; En cuanto la cosa se tuerza, Rajoy es político muerto, y él lo sabe. Aguirre se lo recuerda constantemente.

5 comentarios:

Galleto dijo...

Sin olvidar la sensualidad (casi sexualidad) que destila con esa pose, que muchas veces nos olvidamos de la belleza en la política: ¡¡¡Guapísimo Gallardón!!

Bomarzo dijo...

Aquí y en el Face, los dos comentarios que ha recibido la entrada tienen contenido sexual. Joder. Qué le véis? La erótica del poder?

SieLitO BiChO MaLo dijo...

A Don Mariano lo que le pasa es que tiene el síndrome de Bruce Willis en "el sexto sentido"....

un besote
Vane

Bomarzo dijo...

En ocasiones ve muertos???

rizos dijo...

que está muerto y no se da cuenta hasta el final