martes, 28 de julio de 2009

Sindicalista, piquetero y retrógrado

Puestos a escoger prefiero tener un Presidente de Gobierno dispuesto a estar del lado de los trabajadores, aunque la consecuencia de ello sea que la derecha más ultra de este país le llame piquetero, sindicalista o retrógado.

Sobre el primer calificativo, doña Esperanza, marquesa privatizadora de Guadalajara y Aves sin retorno, sabe mucho, o al menos debe saber, pues tiene a media Comunidad de Madrid en pie de guerra, incluída su tele, ejemplo zafio de manipulación desinformativa.

Hablemos del segundo...Sindicalista. Es acaso un insulto? Los sindicatos, y sus sindicalistas, con todos sus defectos, han sido los responsables del reconocimiento de los derechos de los trabajadores, tienen mucha culpa de que el obrero esté en pide igualdad en esta sociedad.

Por último, retrógrado. Esperanza debía pensar en otra persona, quizás más cercana a su ideario, pues llamar retrógrado a quien ha legislado sobre la dependencia, los matrimonios homosexuales, el aborto... A no ser que la marquesa piense que oponerse al despido libre sea de retrógrados. De ser así, Madrid debería hacerse mirar el votar a una persona así.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A una cabeza que sólo vale para llevar pelos ya es pedirle demasiado ¿no crees?

Galleto dijo...

Me gustan las personas coherentes y esta mujer lo es, que se equivoca en sus declaraciones, que miente; por supuesto, pero se le reconoce dentro de la derecha. Igual ocurre con el actual gobierno. Malo sería que un gobierno de izquierdas no apoyase a los sindicatos, para eso lo hemos votado.

No a la ambigüedad política.

Economato dijo...

Quien utiliza la palabra "sindicalista" para ofender no puede ser calificado de demócrata. Nuestra constitución, (si, esa con la que se llenan la boca los PePeros, pero que media AP votó en contra en las Cortes Constituyentes) determina claramente que los legítimos representantes de los trabajadores son los sindicatos.
Pero claro al PP le mola esa parte de la constitución que habla del mercado libre, pero no la que habla de los derechos de las personas, y de los sociales ni hablemos...

Bomarzo dijo...

Economato. Bienvenido. Y coincido contigo en eso, también.