miércoles, 1 de julio de 2009

Cuaversos de Bitácora (XXXV). Madrid.

Para esta edición de los Cuaversos me gustaría enseñaros Madrid, mi Madrid...

Plaza de Castilla. Madrid

Madrid se abre en arterias de asfalto
por donde huyen prisas y miradas esquivas.
Madrid olvidó el horizonte en el rompeolas gris
de un horizonte desdibujado a golpe de edificios
sin vértigo.
Madrid huye de su soledad por la M-30
y abreva su angustia en la boca de un Metro con destino
al killómetro 0.
Madrid se pone guapa
peinando sus cabellos de neón y limpiando sus aceras altas
de soledades fingidas.
Madrid olvida su horizonte
y se defiende del verano besando un cielo sin estrellas
con la boca tan abierta que amortigua
el sueño de los que nunca duermen,
la vida de los que no saben vivir.
Madrid se sienta y espera cada noche que amanezca
dibujando una silueta amarillenta
antes de que las sombras reconquisten las calles anchas
de su reino.

La foto es de mi flickr.

5 comentarios:

Mj dijo...

Me encanta Juanjo, me lo quedo, con permiso. Gracias.

Aprovecho para desearte feliz verano, estés donde estés.

Hasta pronto, hasta la vuelta.

Raquel dijo...

Preciosa.
Parece ser que somos dos enamorados de la poesía.
Conoces cosmopoética?
Un saludo y enhorabuena por el blog de nuevo.

Anónimo dijo...

Yo me quedo en Madrid....me encanta.

Bomarzo dijo...

MJ, ese es el mejor cumlpido que me puedes hacer. Ese deseo lo hago extensivo a ti.
Raquel, estás en tu casa.

Galleto dijo...

Pues va siendo hora de ir a Madrid a saborearla.