jueves, 6 de noviembre de 2008

Corazón en la garganta

Es quizás tiempo para la poesía. Espero que me permitáis una nueva osadía.

Eximente.

De haberlo sabido,
no hubiera dado todo en un principio,
no hubiera sido lanoche en tu espalda
congelándote de frío.
De haberlo sabido
me hubiera ido sin decirte
no hubiera sido tan duro contigo,
no habría corazón en la garganta.

Quique González.
Tal vez me puedas aplicar alguna eximente.
Merezco la condena de un olvido,
el silencio de tu boca,
lo alejado de tu nombre.
Merezco la amargura que dejó en tus labios
la última vez que cerraste la puerta
dejándome tras ella con las manos en los bolsillos.

De haberlo sabido,
aquella calle del viento hubiera dejado arder
todos los teléfonos que esperaron mi llamada.

Merezco salir de la plaza donde las horas pasaron
con la pesada lentitud lastrada de la desesperanza.
Cada letra que forma mi nombre se encadenó a tu cuerpo
tan frágil, tan desnudo, pequeño como mi carácter,
ahogándote en ese río de corriente oscilante,
testigo de una cita cualquiera, un día cualquiera.

Tal vez merezca quizás una eximente.
La busco en tu forma de reír, en tu forma de abrazar,
en tu forma de besar, en el febril desenfreno del deseo.
La busco colgada en las ventanas abiertas de un infame verano,
o en el espejo retrovisor de un atasco
o en el silencio escondido de un parque de madrugada.

Nadie podrá negarme que es posible,
tanto como la rotundidad de un te quiero, de una espera,
que se me cayera de un bolsillo el día en que te dije te llamaré
para desaparecer con el corazón cosido en la garganta.
Un saludo desde mi jardín
Bomarzo

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran entrada ésta, la nº 100. Felicidades.

Bomarzo dijo...

Gracias, desconocido amigo/a.

Anónimo dijo...

Cuando leemos un poema así, tan salido del corazón, las palabras de admiración se anudan en la garganta. Simplemente genial, poecrack.


Claro

Nefer dijo...

Joooooder!

Jesús Lens dijo...

La poesía te tiene bien mordido, Hermano. Felicidades. Cada día te vas superando. Y el listón está alto...

Luis Salvador dijo...

Realmente bueno y la imagen denota ya el marco en el que te desenvuelves. Enhorabuena.

eltercero dijo...

Nadie merece el olvido ni el silencio, y tú menos. Un enorme poema

Lía Vega Erao dijo...

ummmm... tus palabras duelen de sentías que son...

Bomarzo dijo...

Claro, eres muy generosa.
Nefer, eres muy expresiva.
Patón, eres muy generoso.
Luis, eres muy bienvenido.
Eltercero, a veces sí.
Lía, eres muy colleja.
Gracias a todos.