martes, 4 de noviembre de 2008

Sequía cerebral

Tener la sensación de que no hay nada que contar. Pasar largos minutos ante la pantalla de blogger en blanco, con un cursor en pleno parpadeo, recordando mi incapacidad para parir alguna idea que merezca el calificativo de decente. Leer los periódicops buscando algo de inspiración y observar cómo el reloj avanza en su carrera, en su apabullante victoria.

Hoy me doy por vencido. Claudico. Me rindo. Carezco de algo que decir, algo de lo que opinar. No quiero hablar de lo de siempre. No quiero mostrar mi alegría por la recuperación de la bandera republicana que envolvió el cuerpo de Azaña, os aburre. No quiero mostrar mi satisfacción por las medidas que contra la crisis adopta este gobierno, os cansa. No quiero hablar más del derrumbe financiero o de las elecciones norteamericanas, os satura.

Llegados a este punto firmo mi rendición ante la fuerza de la ausencia de ideas. La creatividad ha salido por la puerta de atrás, con mucho ruído, dejando constancia de su abandono. La verdad es que no sé si sentarme a esperarla o salir en su busca. Decía Unamuno que la inspiración debía pillarte trabajando. Yo no sé qué hacer, salvo emborronar este blog con una entrada carente de sentido y que refleja que hoy no llueve en mi cerebro. Veremos lo que dura.

Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo de sequía.

8 comentarios:

Jesús Lens dijo...

¿Y esa idea tuya de contaminarte? Colega, la realidad es promiscua. Cojámosla, que diría un cuate sudamericano ;-)

Alberto Bueno dijo...

Parece que las lluvias no están limpiando a todos nuestras ideas...

Nefer dijo...

Ostras, pues va a tener Alberto razón y lo de la crisis de ideas se contagia... casi me siento responsable ups! Bomarzo tranquilo, es una racha que afortunadamente, como todas, pasará y te volverán las ideas y aquí estaremos ávidos de ellas. Animo!

Besillos.

El factor septiembre dijo...

Las crisis económicas no coinciden con las crisis de ideas

Bomarzo dijo...

PUes espero que mañana la cosa ande mejor.

Bo Peep dijo...

Pues no estoy de acuerdo contigo: me parece que este post tiene MUCHO sentido.

Bomarzo dijo...

Gracias Bo Peep.

Anónimo dijo...

Pues menos mal que estabas falto de ideas. Tu poema nos ha dejado boquiabiertos. ¿Qué habría pasado si encima hubieras tenido inspiración? :-).

Claro