martes, 16 de diciembre de 2008

Educación para la ciudadanía en español

Hasta la cara más dura del mundo encuentra un diamante que alcance tallarla. A pesar de la laxitud de unos y el descaro de otros, al final algo de sentido común y la presión de los trabajadores, defensores de la educación pública, han conseguido acabar, al menos por este año, con el esperpento en el que la Comunidad Valenciana había convertido a Educación para la Ciudadanía.

Camps debe dar marcha atrás. De todas formas, se ha ganado una batalla pero no la guerra. El cinismo de los populares no tiene límite y siguiendo los dictámenes eclesiásticos, seguirán dando la barrila, con la demagogia por bandera, con una asignatura que habla de valores, de derechos, de constitución, de igualdad, de civismo, de convivencia. Hay quien podrá pensar que ahora la demagogia la hago yo. Está en su derecho, pero yo he leído uno de esos libros de texto que son anatema para el conservadurismo patrio y que estigmatiza los ojos píos de las familias más castas y liberales (en el sentido aguirrista del término) de esta piel de toro incapaz de formar a sus jóvenes becerros.


Nuestros políticos, en concreto los más conservadores, prefieren meterse el dedo en el ojo a dotar de formación a unos chavales desorientados que ven como el sistema educativo se reforma al abrigo de una victoria electoral. Lo sucedido en Valencia con esa asignatura es de juzgado de guardia, es reírse de todos los valencianos, es tomarse a chufla la formación de los jóvenes. Rectificar es de sabios equivocados, dice el refrán. En el caso valenciano no hay rectificación. Más bien aculamiento en tablas, "sostenella y no enmendalla", a pesar de haber hecho un ridículo tan espantoso. En cualquier caso, Camps y los suyos han conseguido que se consuma el primer trimestre sin que la asignatura se haya aplicado. Que le quiten lo "bailao". Y lo que nos queda por ver.

Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo por la eduación pública y seria. .

11 comentarios:

Lía Vega Erao dijo...

como bien dices ellos prefieren joderse a reconocer que se han equivocado, así que, con incoherencias y todo hay que comérselo con patatas, hasta que han tocado los huevos, que se han pasado tres pueblos y medio. Teniendo en cuenta el nivel de inglés (pésimo por otra parte) que nuestros hijos tienen, el ahorcamiento de esta asignatura era una muerte anunciada.

Bo, Graná te espera...

Jesús Lens dijo...

Como me alegro de que este disparate les haya salido peor que mal

SGCI. dijo...

Hay tantas cosas en torno a la asignatura que son un despropósito y un disparate...

Nefer dijo...

ein?

Eladio Osorio Montenegro dijo...

Gracias por la visita, espero que el leer en gallego no se te hubiera hecho muy difícil, y prometo pasar a menudo por aquí para leerte.

Un abrazo

Bomarzo dijo...

Lia, hay muy poca vergüenza.
Jesús, ya somos dos.
Gu., en torno, pero no dentro, créeme.
Nefer, mande?
Eladio, qué va. Tu idioma es precioso. Nos veremos por la blogosfera, sin duda.

Plumbio-Anonimate dijo...

Estoy contigo Bo, en eso de que la reformas educativas siempre quedan pendientes de los resultados electorales, en esto no hay consenso porque lo que tratan nuestros politicos es adoctrinar a los chavales desorientados.

Ni en español o castellano
en ingles y no en valenciano
quiso Camps imponer a mano
educación para el ciudadno
de la Iglesia hizo su aliado
y el tiro les ha arribado
por debajo la sotana
concretamente por el ano

Saludos para todos y besos para todas
Siempre Plumbio

Plumbio-Anonimate dijo...

Estoy contigo Bo, en eso de que la reformas educativas siempre quedan pendientes de los resultados electorales, en esto no hay consenso porque lo que tratan nuestros politicos es adoctrinar a los chavales desorientados.

Ni en español o castellano
en ingles y no en valenciano
quiso Camps imponer a mano
educación para el ciudadno
de la Iglesia hizo su aliado
y el tiro les ha arribado
por debajo la sotana
concretamente por el ano

Saludos para todos y besos para todas
Siempre Plumbio

SGCI. dijo...

No, no... que nadie dude del contenido de la asignatura. Me refiero a otras cosas que no me convencen en absoluto (en general la izquierda de este país y la forma que tiene de presentar las cosas no me convence en absoluto; y la derecha... ufff; me estoy haciendo muy fan de Rosa Díez y Álvaro Marichalar, aunque esa es otra historia que merece ser contada en otra ocasión).
Un abrazo, y gracias por el libro.

Anónimo dijo...

Hasta ahora no he visto esto. Me olvidé de que has hecho mudanzas y me ha pasado desapercibido. Una vez más, me quitas un artículo. Esto de pensar tan igual...
Mañana me reincorporo a cuaversos.
Un abrazo,
Rigoletto

Gonsaulo Magno dijo...

Reclamo mi derecho de pensar que la demagogia la haces tú.

Por otro lado, si para ser un ciudadano "cívico" hay que leer "Alibabá y los cuarente maricones", casi prefiero el incivismo. Nada más con la "sensibilidad" que presenta el título, uno puede hacerse (a riesgo de acer en un prejuicio) de lo que va la obra.

Franco ya inventó esta asignatura, pero con otro nombre. La llamaban Formación del Espíritu Nacional. Se cree el PSOE innovador cuando copia de pe a pa los principios del Régimen.

¿Vas a comentar que la Junta publique en el BOJA el nombre de los objetores?

Eso sí es grave...