miércoles, 25 de febrero de 2009

Cuaversos de Bitácora (XVII). Besos al peso.

Para esta decimoséptima semana de Cuaversos os dejo con una paranoia improvisada en un ratín. Estaría bienque los chinos vendieran también cariño, no? 24 horas para todo.

Dices que tu boca quedó seca de besos.
Por eso tus labios resquebrajados
ruegan auxilio esta noche de extraña luna.

Bajo de inmediato a la tienda de la esquina, ya sabes,
esa en la que rebajan abrazos y reponen caricias
de saldo para tardes de domingo y urgencias
gemelas a la tuya.

En el escaparate descansa un beso
a precio de oro. En los mejores labios
construyó castillos de aire
con caricias crepusculares.
Hoy se aburre en una lluvia de polvo sin paraguas
a la vista de los que colmados de amor
desprecian la sonora verdad de un beso.

Pago con tarjeta y dejo su silueta gris olvido
sobre el lecho de corinto en el que envejeció.
En mi boca noto el añejo sabor de experiencia,
la falta de práctica atado a un precio y a unos ojos
de soberbia envilecidos que le dieron la espalda.

Sobre mis labios son un pozo de vida
Que cose las heridas de tu boca agradecida
Entregada a una batalla que no ha hecho más que empezar.

Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo paranoico..

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues ojalá todas las paranoias fueran como ésta. Es una maravilla de poema.

Claro

Nefer dijo...

Póngame medio kilo de besos y cuarto y mitad de abrazos por favor...

Bravo por esos ratines de inspiración Bomarzo.

Besillos.

arodriguez dijo...

y que sería de tu imaginación si de verdad se vendieran los besos? deja que los chinos vendan cosas ¿chinas? y tu sigue inventando paranoias como esta, amigo.

Bomarzo dijo...

Claro, se hará lo que se pueda.
Néfer, oído cocina.
Antonio, pues a lo mejor no me saldrían poemas de este tema. Gracias.

Juan Antonio dijo...

Uf, en los chinos, todoacién y similares me gusta comprar muchas cosas. Pero para los besos y los abrazos soy como más sibarita: me gusta mirar las marcas, las etiquetas y esas cosas.

Saludos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Hay quien reparte abrazos a quien lo desea. ¡Ya puestos, que pongan un puesto!

JeCabrero dijo...

Su paranoia es excelente ^_^

Bomarzo dijo...

No es malo ser sibarita en esos menesteres, amigo Juan Antonio.
Gregorio, tengo un solar para eso.
Cabrero, paranoias al fin y al cabo.

Anónimo dijo...

Los besos y los abrazas se venden desde hace mucho....hasta los que parecen gratis, siempre nos cuestan algo.....Todos podemos tenerlo.

Velez.

eltercero dijo...

Pues un rato muy bien aprovechado. Y gracias por dejar que se multiplique la emoción dejándonos leerlo

Mj dijo...

Me perdí tus letras de miércoles, pero supe buscarlas. Encontré una paranoia tan real y distinta, que bien pudiera parecerse a un sueño de perfectos colores y miedos que se asoman.

Besos, al Sur.