viernes, 20 de febrero de 2009

Los niños de la crisis

El pasado miércoles anduve por la ciudad de Móstoles toda la mañana. Un equipo de TVE quería grabar uno de los talleres que Cruz Roja tiene en esa localidad. Dicho taller consiste en una guardería para monoparenteales, principalmente mujeres, inmigrantes, en una situación de riesgo.

La guardería les permite tener a sus hijos allí en un horario que va desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde. El proyecto está financiado por al ayuntamiento mostoleño y permite que 35 críos puedan estar aprendiendo mientras sus mamis sobreviven, imagino que en curros de toda calaña.

Hasta aquí lo puramente informativo. Fue un gustazo poder ver el trabajo de Itzíar y todo su equipo (monitoras y voluntarios) y comprobar las toneladas de cariño que desprenden esos niños, absolutamente ajenos a una realidad hostil. Negros, europeos del este, sudamericanos se forman en un clima de diversidad, mestizaje y cariño, toneladas de cariño y profesionalidad que el personal de Cruz Roja regala a raudales. Es probable que mi objetividad respecta al trabajo de mis compañeros se cuestione por alguien. Será una buena noticia. No creo en ella. Mucho más cuando veo el esfuerzo que hacen, como otras muchas organizaciones, para estar por encima de las circunstancias e intentar regalar parte de su vida para que otros puedan encontrar dignidad en medio de una sociedad antipática y que les da la espalda. Ellos escriben derecho sobre los renglones que Dios no cesa de torcer.



Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo admirativo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

amigo, vuestra labor es encomiable, no se paga con nada pero estoy seguro que la satisfacción que sentis recompensa el esfuerzo. ánimo

Nefer dijo...

Pues estoy con anónimo, hacéis una labor encomiable.

Besillos

Bomarzo dijo...

Ojalá hiciese yo algo.

Alfa79 dijo...

Como hubiera dicho Machado:

"No hables de mí, no es necesario.
Escucha a tu alrededor; los gritos -siempre- superarán los ecos de nuestras voces"

Salud.

arodriguez dijo...

anónimo soy yo nefer, bomarzo, y en esta alabanza a la labor que desarrollan estos voluntarios no quiero quedar en el anonimato.

Anónimo dijo...

Bien; Bo, por ahí tiene que ir la cosa: un poco de solidaridad que alegre la vida, en vez de tanta cabronez.
Rigoletto
(estoy desactivado: no consigo editar mi blog)

Lía Vega Erao dijo...

Pues escucha los carnavales de cadiz hoy... que es la final...

Besos nazaríes

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Qué grande la labor que realiza la Cruz Roja en diversos ámbitos.

Bomarzo dijo...

Sí. Es para estar ogulloso.