jueves, 26 de febrero de 2009

Liblogs. Los renglones torcidos de Dios

Nota: No he podido terminar el libro por temas de trabajo.

Podría estar de acuerdo con el título del libro si pensara que Dios existe realmente. Porque achacar la locura a un designio divino podría comprenderse en el contexto de la época en la que se escribió la historia, pero ahora me parece absurdo.

Será porque me gusta lo extraño, lo distinto, lo heterodoxo, pero me atraen unas personas que son capaces de ver otros mundos. Desgraciadamente, cuando sus mentes han escapado puede que sea tarde para hacerles volver, pero los misterios que encierran esas cabezas y sus males son todo un reto, un camino apasionante para el lector.

A la hora de escribir esta entrada no sé todavía si Alicia está loca o no, si es una extraordinaria actriz o una paranoica de libro. Sólo sé que me enamoro de ella día a día. Me siento como César Arellano, absolutamente embriagado por la inteligencia desbordante de una mujer muy interesante. Es muy difícil no desear sentarte a su lado y mirar a sus ojos mientras escondes en su mano la llave de su celda y le abres la puerta del hospital indicándole la salida. Alicia, como la Castell son espíritus nada convencionales en un mundo extrañamente rutinario, a pesar de lo anormal de los comportamientos de sus habitantes. El Hombre Elefante moviéndose despacio, el de Cera rotundamente quieto, la Niña Oscilante y su émulo Rómulo... Todos hacen siempre lo mismo, aunque nunca sea nada igual...


Quiero dejar hoy una canción donde aparecen Alicia, Remo, Urquía, el falso mutista... Todos ellos se esconden en estos seis minutos de Isael Serrano



Pd.- Muchas gracias, Alberto, porque jamás me hubiese acercado a esat historia de Luca de Tena.

Un saludo desde mi jardín.

Bomarzo libloguero

5 comentarios:

Nefer dijo...

Lo único que me ha gustado del libro ha sido sin duda el personaje de Alicia, del resto no me quedo con nada, pero es por mi animadversión a las enfermedades, mentales o físicas. No te desvelaré el final, pero no es tan sorprendente como esperas, a mí me decepcionó bastante.

Buena entrada. Besillos.

Anónimo dijo...

Últimamente llego tarde a todos los blogs. Coincido contigo en que el papel de Alicia en el libro es muy bueno.

Claro

Bomarzo dijo...

Ali, Nefer... gracias.

Anónimo dijo...

No lo he leído. Para sorpresa, la de nuestra otra Alicia...
Rigoletto
^PD Anoche te llamé, pero estabas de pingoneo.

Jesús Lens dijo...

Una historia muy fuerte, aunque quizá ahora tocado por el paso del tiempo. Aún no me dio tiempo a escribir sobre ella. pero como dices, de no ser por Alberto, la habríamos dejado pasar.