miércoles, 18 de febrero de 2009

Cuaversos de Bitácora XVI. Tus susurros.

Lamento postear tan tarde los Cuaversos (16 semanas, jopé), pero he estado todo el día en Móstoles y acabo de llegar. En fin, que aquí llego cin mi aportación. Espero vuestros comentarios..

Tus susurros
se dejan caer por las simas de mis oídos.
Hacen de mi cabeza
hogar silente de palabras escondidas,
prohibidas, íntimas.
Sobre su piel se resbala el deseo de una noche
sin fin,
de esas en las que la vida se detiene a golpe de quejido.
Tu boca suda expresiones
que empapan la camiseta de mis sueños
con un olor tan tuyo
que apetece llamarlo por tu nombre
en un bautizo de fuego y carne,
de alientos retorcidos contra los cristales
fríos que nos miran sin querer.

7 comentarios:

Nefer dijo...

No sé cuantas veces he entrado a lo largo de la mañana buscando tus cuaversos... menos mal que ya están aquí... palabras evocadoras, que llegan y traspasan los sentidos.

Precioso.

Besillos

arodriguez dijo...

amigo, decididamente pienso que eres un poeta. esos versos, como dice nefer, rezuman ternura, pasión y se clavan en el alma. saludos

Anónimo dijo...

Vuelcas demasiada intimidad, te derramas, compae.
Rigoletto

Anónimo dijo...

Qué maravilla de versos. Iba a escribir los que más me han gustado pero, oh,oh... tengo un serio problema... ¡Tendría que copiar todo el poema!

Es un orgullo y una gran suerte conocer un poeta como tú.

Claro

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Profundo, íntimo, personal... Felicidades y gracias por hacernos disfrutar.

Bomarzo dijo...

Néfer, gracias por la espera.
Antonio, me queda mucho camino para eso.
Rigo, es pura fantasía. La realidad es un ingrediente no básico.
Claro, gracias por tu exageración. Sube la autoestima.

Gregorio, gracias a ti por hacernos reír.

Jesús Lens dijo...

Cálido y cercano, Hermano, como tú eres.