viernes, 27 de febrero de 2009

UN VISTAZO

Os apetece un poema?.

La cadencia de tu acento
se desliza por la cuesta
de tus palabras
breves, como un minuto,
como la calada de un cigarro.

La trenza de tu pelo
aprieta pensamientos y juegos
concentrados en la pequeñez
de tus facciones
acopladas, como manos amantes,
a tu estructura ósea
que pide un abrazo a gritos.
El tabaco elevó muros de humo,
dibujó fronteras efímeras
y levantó puentes de palabras
cruzado por confesiones desnudas.

11 comentarios:

eltercero dijo...

Qué pena que el tabaco esté tan mal visto, con lo bien que queda en las poesías de amor

Anónimo dijo...

Eso apetece siempre. Y si es a través de un poeta como tú, más que más.

Claro

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Yo por si las moscas, aunque corro asiduamente, el tabaco en ocasiones hace su presencia. Soy fumador social.

Esa cortina de humo queda perfecta en tu poema

J. eMe. dijo...

Leyendo cosas así es cuando uno se alegra de tener esto del tabaco como un vicio perdonable.

Buena entrada, amigo

Viviane Moreno dijo...

Muy interesante la entrada!
Criatividad, uno de los ingredientes de una poesia inteligente.

Espero que esté bíen...

Saludos

Anónimo dijo...

Me sueltas esto justo el día que cumplo un año de no fumar... Pues ahora yo me fumaba un estanco, compae.
Abrazos,
Rigoletto

Nefer dijo...

Voy a tener que echarme al "fumeteo"... bonito poema.

Besillos.

Bomarzo dijo...

Tercero, tu visita sabe bien.
Claro, exagerada.
Gregorio, agradecido.
J.eMe., poco a poco voy cayendo en esos vicios.
Viviane, bienvenida. Un placer.
Rigo, no caigas.
Nefer, una canilla al aire no viene mal.

Anónimo dijo...

Me gustaría conocer qué inspira a Bomarzo poemas tan sensuales como éste..
¡Te felicito!
Espero que no tardes en publicar nuevas líneas.

":P

Bomarzo dijo...

La inspiración está en la vida... Sólo hay que abrir los ojos y estar trabajando cuando llegue.

Anónimo dijo...

Qué suerte tener estos motivos de inspiracón en el trabajo.
Me gusta lo que escribes y cómo lo escribes.
Que "trabajes" mucho, y que luego nos lo cuentes. (Y que no te echen nunca... que se ve que lo disfrutas).

":P