domingo, 1 de febrero de 2009

Salitre

Domingo. A pesar de lo que me pone la música de este tío, no había abusado convenientemente de él. Hoy acudo a su voz de hombre triste, su imagen de derrotado, sus letras tremendas, su música siempre especial.

De él guardo en la mochila canciones que se quedaron a vivir conmigo para siempre. Eso y una sonrisa suspendida en el retrovisor de mi moto. Acudo a "Salitre" como puede haber acabado atracado en cualquier otro puerto de la dársena de Quique González.



Buen domingo y feliz día de San Cecilio.
Bomarzo

1 comentario:

Lía Vega Erao dijo...

No conocía nada de Salitre... bueno, muy bueno.

Besos Nazaríes