lunes, 19 de octubre de 2009

carta abierta a Rouco Varela. Mi vida es mía y no de su Dios.

Estimado señor Rouco (y disculpe lo de "estimado" porque en ningún caso lo es). Dos puntos.

A los jerarcas de su Iglesia siempre le han gustado las frases rimbombantes, citas de tronío bíblico que han servido a lo largo de la historia para asustar al personal, nada ilustrado y, en consecuencia medroso y manipulable. Sin embargo, siempre esas frases con eco basilical han tenido muy poco de contenido real. Incluso en ocasiones sólo han servido para esconder grandes mentiras.

Hoy, leo en El Mundo la última. Debo lamentar que no sea de su cosecha. El señor Blanco, don Benigno, un un hombre tan pío como rico, o al contrario, y líder de las familias de orden, las de verdad, las de toda la vida, ya lo dijo. Permítame que le recuerde lo mismo que hace Nacho Escolar en su blog, y defina a don Benigno -qué acierto de nombre- como cómplice del holocausto, pues durante algunos años fue Gobierno, Gobierno que no hizo nada por acabar con ese asesinato que es, a su juicio y el de otros muchos, el aborto.

Sin embargo, padre, -qué lejos está encajar en esa bellísima palabra-, me gustaría que usted no usara paralelismos entre holocaustos y abortos, pues, por desgracia, de ambas cosas, la Iglesia sabe y mucho. A un hombre de su inteligencia no hará falta recordarle la tibia actuación eclesiástica que tuvo el Vaticano mientras Hitler pretendía acabar con los judíos europeos. Incluso tampoco hará falta recordar lo presto que estuvo el Vaticano en facilitar salidas a los nazis que huían. Ni mucho menos, Eminencia, tendré que recordarle que de holocaustos su Iglesia podría escribir tratados (quema de brujas, herejes, protestantes, libros...). Pero también sabe mucho de abortos, ¿verdad? Cuántos escándalos yacen enterrados para siempre en las huertas de los conventos...

Señor Rouco, mi vida es mía. Y si, en cualquier caso, fuese de algún Dios, que no creo y a la que me negaría, estoy completamente convencido de que no sería del suyo, que no es otro que el Dios que socava, que restringe, que coarta y que justifica por siempre privilegios y divide a los ciudadanos por clases. Grite desde su púlpito lo que quiera contra el aborto e intente convencer a las socias de su club que practicarlo es pecado. Pero no imponga su Dios a nadie fuera de unos templos, cada vez más desiertos y donde el eco parece dejarles sordos.

La vida es vida, páter, si se vive con dignidad. La vida sin dignidad es el infierno con el que ustedes amenazan a diario y que se vive en la tierra, lo que pasa es que le pilla demasiado lejos de la Almudena.

Le deseo un feliz descanso y le ruego que nos permita descansar a los demás.

8 comentarios:

Galleto dijo...

Totalmente de acuerdo, Bomarzo. Digo yo, si ya existen las urnas, ¿qué validez tiene la Iglesia?.

desdemiatalaya dijo...

qué actividad amigo, duro con ellos.

Gonsaulo Magno dijo...

Lo que no deja de sorprenderme es la etiqueta del PP en esta entrada...

Anónimo dijo...

Gonsaulo, ¿no adivinas una maniobra pepera en esta manifa? Yo la veo obvia. Si no, ¿qué hacía Aznar allí? Tuvo 8 años el poder y no se metió con el aborto. Ahora bie, si se trata de desgastar a Zapatero se viene uno desde el mismo infierno
Rigoletto

Bomarzo dijo...

Galleto, ese es el problema, que urnas e Iglesia no tienen que ser la misma cosa, pero en España no hay narices de separarlo.
Desdemiatalaya... Hacemos lo que podemos.
Gonsaulo y a mí me sorprende tanto que no lo entiendas.
Rigo, claro como algua de la Fuente del Avellano, amigo.

Gonsaulo Magno dijo...

Hombre, entenderlo lo entiendo. Una sarta de prejuicios contra todo lo que no represente a Zapatero o al PSOE.

No sé que tiene que ver Rouco con el PP, salvo que piensen, para con el aborto, igual.

¿Por qué no etiquetas también a los socialistas cristianos?

Bomarzo dijo...

Una sarta de prejuicios contra lo que no es ZP....
Acaso hablamos de que el mundo es ZP o la Iglesia? Por qué estar a favor del aborto como es mi caso es estar con ZP? Por qué niegas que yo pueda tener mi propia decisión? Por qué negar que entre el PP y la Iglesia católica hay una obvia connivencia que no sólo se plasma en el tema del aborto sino en muchos otros? Por qué no recordar las manifestaciones convocada ex aequo?

Una cosa más: Si no hablo de socialistas cristianos es porque ellos no son tan hipócritas como los que ahora dicen que cuando mandaron no debieron mirar hacia otro lado... Porque los socialistas crisitianos no están por eliminar el derecho de la mujer a decidir, es decir no quieren socavar su autonomía personal negándoles capacidad de decisión. Creía que era obvio.
Gonsaulo, Gonsaulo... Tan joven y tan carca... Cuando tengas 40 darás miedo.

Galleto dijo...

No hables de socialistas cristianos, Bo, en todo caso sería de socialistas católicos. La Iglesia no tiene la exclusiva del cristianismo, aunque así nos la quieren vender.
Es curioso como ahora los afines al PP quieran vendernos la moto de que los simpatizantes del socialismo seamos de "pensamiento único" cuando no hay votantes más autocríticos que los de izquierda. Comprenderlo, desde siempre hemos puesto en cuestión las instituciones sociales: la religión, la familia, los poderes del estado, los motores económicos, la educación, las normas morales... De casta le viene al galgo y a nosotros nos viene la de ser piedras en zapatos caros.
Es difícil ser de izquierdas porque exige preparación y actualizaciones continuas. ¿Qué piensas, Gonsaulo?, ¿que no nos gustaría tener un báculo donde apoyarnos, una religión que se ocupara de nuestras cuitas morales, un partido político que pensase y actuara por nosotros?.

Así somos: inquietos tocapelotas que no estamos nunca contentos con nada.