jueves, 8 de octubre de 2009

Día Nacional

La verdad es que el adjetivo "nacional" me pone la carne de gallina. Demasiadas connotaciones negativas, no menos prejuicios, lo reconozco. Pero llegado el 12 de octubre siempre me hago la misma pregunta: ¿Por qué no aprovechamos lo que esa fecha tiene o pueda tener de simbólico para, en lugar de sacar los tanques a la calle y poner cara al sol a lo más granado de la España cañí, promover los lazos que nos unen con los pueblos de América? ¿Por qué la palabra "hispanidad" no es capaz de sacudirse el casposismo con el que muchos la han disfrazado, y no se trabaja en aras a dar a conocer todos los elementos que, de ida y vuelta, enriquecen a unos y a otros en los dos lados de a mar océana?


Día de la Hispanidad, Día de la Raza, Día Nacional... Y llenamos las calles de tropas, militares, soldados, instrumentos que sólo sirven para asesinar, instrumentos que no ayudan a olvidar lo que con otros instrumentos parecidos hicimos en América hace 500 años. ¿No existe ya el Día de las Fuerzas Armadas? ¿A qué viene unir el hecho del encuentro cultural que hoy sostiene la relación España-América Latina con la demostración de fuerza?

No sé. ¿Qué piensas tú?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya debes saber lo que pienso yo: es celebrar una conquista y cuatrocientos años de expolio.
Rigoletto

Inma dijo...

Como dice un amigo panameño cada vez que llega esta fecha: "Como que descubrieron América, si nosotros estábamos allí de toda la vida. Qué se supone que hacíamos nosotros allí antes de que llegaran y arrasaran con todo"...

Economato dijo...

Durante la II República en vez de hacerse una desfile de militares se hacía de funcionarios públicos y desfilaban todosç: barrenderos, bomberos, ujieres, tecnicos, concejales... algo con bastante más sentido, una exaltación del trabajo público pagado por todos y no de fusiles, tanques y pistolas.
Que la soberaní reside en el pueblo, no en el peso de los tanques.

Bomarzo dijo...

Rigo, pero se pueden hacer tantas cosas tan distintas.
Inma, qué gran verdad esa. Jamás volveré a hablar del Descubrimiento.
Economato, sin duda, compartimos muchas cosas. Ya lo intuí. Sería bonito volver a vivir una celebración republicana.

Alberto Bueno dijo...

Interesante reflexión, amigo. Sería mucho más justo, bueno, adecuado... (el término que se desee) si el Día Nacional (y tú lo has dicho: prejuicios; yo añadiría: bobos y obstinados prejuicios) fuera un día para celebrar todo eso que dices y el reivindicarnos como Nación. Sería lo que más se ajustaría a un Día de la Hispanidad, a un Día Nacional

Un saludo

eltercero dijo...

Un desfile de trabajadores públicos sería una pasada, pero quien lo aguantaría, somos tantos, y además, también hay que exaltar el trabajo que no es público. Sería un buen día también para abrir todos los centros culturales durante veinticuatro horas. La cultura siempre une

Bomarzo dijo...

Alberto... Nación. Me hablas de Nación, amigo. Me podrías decir qué es una Nación? En España sólo ha cabido una única visión de Nación, la cual ha sido impuesto, incluso a sangre, a la mitad que nopensaba así. Nación. Para mí, España es pluralidad, riqueza cultural, lenguas diferentes, visiones distintas, un tronco común no tan bello como se dibujó... España es aceptar a cataluña, a euskadi, a Andalucía, a navarra, como partes diversas de un tronco común. Eso es diferente a pensar una España única con realidades culturales diferentes. Estamos de acuerdo? Me temo que no. Por tanto, amigo, no podemos seguir imponiendo un concepto de nación, y menos con parafernalia militar.
Tercero, y si ese desfile fuese de paz, de respeto, de convivencia...?