miércoles, 24 de septiembre de 2008

Mi primera noche

Han pasado tres semanas desde que estoy en Madrid y la de ayer fue la primera vez que dormí en la que ya es mi casa, al menos durante el próximo año. Me he metido de lleno en el mundo del alquiler. Veremos cómo se da la experiencia. Este primer día, la verdad ha sido raro. Tenía que decirme continuamente que esa era mi casa, que estaba en mi casa para convencerme de que lo estaba, y aún así, como que no.
Imagino que sólo se trata de una sensación temporal, que poco a poco me iré habituando y que más pronto que tarde tendré la sensación, cuando entre por la puerta de que lo hago en mi hogar.
Una cosa positiva. Esta ha sido la primera noche desde el pasado 30 de agosto en la que casi he dormido del tirón Por algo se empieza.
Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo de alquiler.

8 comentarios:

Sielitolindo dijo...

Bo, te habla una nómada, yo siento mi hogar hasta un sofá en el que me quede una noche en casa de unos amigos...

SE LIBRE, SE TÚ, SE FELIZ DONDE Y CUANDO TU QUIERAS.

Salud y Cariño

Vane

Anónimo dijo...

Cada vez que me he mudado, me he sentido muy rara esa primera noche (las mudanzas eran tb de pueblo o ciudad). Y, sin embargo, cuando me volvía a mudar me despertaba por la manaña con la sensación de que estaba en el dormitorio de mi última casa, como si ya formara también parte de mí.

Cada día la verás más como a tu casa, hasta que dentro de muy poco, lo será totalmente.

Claro

Alberto Bueno dijo...

La primera noche... de una nueva vida. Como todo, es acostumbrarse.

Un abrazo

eltercero dijo...

Empieza a ser tu casa cuando dejas de oir ruidos extraños por la noche, señal de que ya te has acostumbrado a los que existen. En tu caso, ha sido fácil, no has oido ningún ruido que te desvele, así que ya estás en tu casa. Un saludo y muchísima suerte

Bomarzo dijo...

Poco a poco. Sin duda.

Anónimo dijo...

Son 32 años casado (por cierto, con la misma, aunquie suene raro) y siete domicilios diferentes entre Jaén y Granada. ¿De dónde soy? ¿Cuál es mi casa? Como dice Vane, cualquiera: son sólo piedras, una escritura y una hipoteca.
Lo importante está dentro de cada uno..
En cualquier caso, querido Bo (y echado de menos), que Madrid te dé mucha tranquilidad y mucha felicidad.
Rigoletto

Juan Antonio dijo...

Amigo Bomarzo, allí donde estés está tu frondoso y mitológico jardín en el que nos gusta perdernos en las tardes sosegadas.

Donde esté tu casa y tu jardín, allí estarán los tuyos y también nosotros, tus amigos. Y será tu hogar y (un poquito, si nos permites) el nuestro.

Un abrazo.

julia dijo...

Yo aún estoy en el hotel, pero el lunes viviré la misma experiencia que tú...también dormiré por primera vez en la que será mi casa por un año...
Ya contaré la experiencia...