jueves, 7 de agosto de 2008

La retiró la gerencia

Ayer, el gerente de Emucesa, empresa pública que gestiona el cementerio de Granada, reconocío ante las cámaras de TeleIdeal que él fue quien ordenó la retirada de la efímera placa que pretendía homenajear a los fusilados –asesinados- durante el franquismo (alrededor de 3.000 personas). Dijo que lo hizo en cumplimiento de la normativa reglamentaria y tras distintos acuerdos del Consejo de Administración en ese sentido. Así da gusto la verdad. Esos son los funcionarios que gusta tener al servicio de la Administración. Uno se queda tranquilo al ver el celo con el que se vigila la aplicación de la Ley en una sociedad en la que la norma hace Imperio. Impagable. Propongo que lo hagan empleado del mes, o del año.

Sin embargo, es una pena que no todos sigan el ejemplo del gerente. Es más, es una pena que el gerente sólo tenga ese celo a ratos. La foto que me manda Foces y que, junto al vídeo, ilustra esta entrada, muestra el patio de los caídos por Dios y por España. Hace mucho tiempo, tras un entierro, me di un paso por el camposanto y me topé con ese patio. Las lápidas están plagadas de reseñas bélicas, propias de la época, pero que hoy son ofensivas e intolerables. Mucho más desde la entrada en vigor de la Ley de la Memoria Histórica que exige la retirada de los símbolos del franquismo de las vías y recintos públicos. Por cierto, que en Granada tenemos, en pleno centro de la ciudad, el monumento a José Antonio Primo de Rivera, del que nadie dice nada y al que habrá que ir poniendo fecha de caducidad de una vez por todas. Y no es la única muestra. A ver si el ímpetu ocasional del gerente se traslada por todos los estamentos municipales y la pesadilla franquista deja de estar presente para ofender a las víctimas de la represión dictatorial tras la subversión de un régimen democrático y constitucional.

La información del vídeo es de Pura Raya.


video

No hay comentarios: