jueves, 21 de agosto de 2008

Poema sin título

Un beso varado
en la dársena seca de tu puerto.
Un rayo fulminado
en el páramo desierto de tu eco.
Un pulso detenido
en el corazón eterno de un te quiero.

Un saludo desde mi jardín.
Bomarzo, el osado.

6 comentarios:

Nefer dijo...

Que me gustan tus osadías, Bomarzo.

Jesús Lens dijo...

Cabalgando, alegre y osado, en busca de El Dorado.

Sigue así, hermano.

Lía Vega Erao dijo...

Sujerente, jardinero.

Rafael dijo...

:P

Anónimo dijo...

Pues yo sí le voy a poner nombre a lo que eres. Simplemente, un genio.
¿O acaso no es de genios lo que está genial? :-).

Claro

Clarence Crane dijo...

Genio es el que hace genialidades.
Claro